Conclusiones (1). Ciudades obsoletas, disfuncionales e inestables.

(Pinchar en imagen para ver PDF)

Reprocesado=sobrecodificado.

Según las definiciones acuñadas en éste documento, las ciudades o sistemas urbanos que responden a estas etiquetas han modificado, tanto positiva como negativamente, las capacidades funcionales para las que fueron planteadas. Como cabe esperar, esta modificación ha venido asociada a la aparición de una componente de inestabilidad a nivel funcional y/o estructural. En varios casos, y específicamente en las ciudades norteamericanas (Detroit, Houston…) el consenso general, tanto a nivel administrativo como intelectual, ha determinado que estas situaciones convierten los esquemas urbanos que estructuran estas ciudades en obsoletos. Desde la lógica del mercado, resulta más sencillo reconstruir estas ciudades en otro lugar que afrontar el problema de replantear su evolución, desarrollo y pautas de crecimiento.

En los países menos desarrollados, o con economías menos despilfarradoras, las estructuras urbanas derivadas de un planeamiento obsoleto no resultan tan sencillas de sustituir por la vía del abandono y la construcción ex novo. Se hace necesario, por tanto, reinterpretar las capacidades funcionales de estas estructuras para ajustarlas a las necesidades reales de sus habitantes. En este documento, esta acción se ha denominado reprocesado, y es necesario añadir que todos los ejemplos ilustrados en el gráfico adjunto contienen dicha cualidad.

(Pinchar en imagen para ver PDF)

En efecto, todas las ciudades obsoletas, disfuncionales e inestables expuestas tienen en común el haber pasado por un proceso de reprocesado. A diferencia del reciclaje, el reprocesado no implica una modificación de cierta magnitud sobre las cualidades físicas de un elemento o sistema de elementos, sino más bien un replanteamiento creativo del uso que se le da a sus capacidades funcionales.

Así, lugares dispares como el mercado de Oshodi en Lagos y los suburbios de Detroit tienen en común la aparición de estrategias de carácter borroso, basadas en acuerdos individuales y colectivos de sus habitantes, y que aprovechan la inestabilidad inherente a sus estructuras urbanas para desplegar oportunidades inéditas dentro de márgenes de actuación muy estrechos.

Del mismo modo, las operaciones de reprocesado en contextos también urbanos pero menos acuciantes desde el punto de vista social permiten construir sistemas capaces de activar la memoria de dichos contextos (ver Cretto en Gibellina y Central Park Project), y superponerla a modo de estratos sobre los mismos.

La operación de reprocesado permite activar funciones adicionales en un sistema que no las contemplaba en su origen. En este sentido, es posible determinar que el reprocesado constituye una operación codificada, en la medida en la que tiene la capacidad de generar situaciones inéditas de diversidad. Su equivalente más preciso puede, incluso, ser la sobrecodificación: la capacidad de alterar un sistema complejo desde su propio interior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: