Declaración de intenciones

Feo, Inútil e Inestable pretende poner en valor, por oposición a la triada vitruviana, tres cualidades percibidas como negativas a la hora de validar la acción y la experiencia arquitectónica.

Intencionadamente o no, dichas cualidades están muy presentes en la práctica arquitectónica de los últimos 50 años, y lejos de oponerse a las pulsiones y necesidades de nuestra cultura contemporánea de habitación y relación con los objetos, han ido progresivamente entrando en resonancia con estas. Lo útil, bello y firme se constituye, a la inversa, como una visión analítica obsoleta por sus limitaciones positivistas.

Hay cualidades que merece la pena destacar por ser válidas como estrategia en muchas disciplinas (pero no en arquitectura): lo ridículo, lo exagerado, lo fastidioso, lo permanentemente cambiante, lo muy rápido, lo muy sencillo de entender/manipular, lo rápidamente obsoleto, lo poco serio, lo impredecible, lo hiperabstracto.

Se pretende poner de manifiesto la fricción entre los sistemas de validación de la arquitectura contemporánea y los modos de utilizar esta arquitectura por parte de la sociedad. Las nociones de útil / bello / firme siguen siendo los criterios de validación principales varios siglos después de su enunciación, y sin embargo no responden ni a las pulsiones de la sociedad ni a sus modos de habitar.

2 Responses to Declaración de intenciones

  1. L. M dice:

    Interesante punto de vista amigo Miguel…Aunque todavia tengo dificultad en aceptar lo ‘inutil’ de la arquitectura que se esta haciendo…Veo la ‘utilidad’ en lo inestble, porq da cabida a lo impredecible y a la constante reconfiguración, ahora todo es obsoleto en un abrir y cerrar de ojos…pero inutil? …

    • En este caso “inútil” no debe entenderse desde un punto de vista literal -y por lo tanto peyorativo-. Se trata más bien de investigar la idea de que la utilidad (o el uso) de un objeto arquitectónico no es única, específica y cerrada tal y como propone la definición clásica de “Utílitas” que ha perdurado hasta nuestros días. Es decir, se trata de intentar evolucionar desde una concepción puramente causal y directa del objeto (“si una arquitectura se compone X manera, sirve para X función de la mejor manera posible, y para nada más”) a una visión basada en la idea de trabajo en proceso y de no linearidad de dichos procesos. Por supuesto esto necesita una explicación mucho más detallada por mi parte, en la cual estoy trabajando, y que publicaré lo antes posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: